Pensión de viudedad en caso de separación o divorcio

Cuando fallece una persona, el cónyuge sobreviviente tendrá derecho a la pensión de viudedad en caso de separación o divorcio. Para ello, es necesario que el fallecido haya cumplido una serie de requisitos:

  • Que el fallecido se encuentre de alta en la Seguridad Social o en situación asimilada al alta en la fecha de su fallecimiento y haya cotizado 500 días dentro de los cinco años inmediatamente anteriores al fallecimiento.
  • También que el difunto no se encuentre de alta o en situación asimilada al alta, siempre que tenga un periodo mínimo de cotización de quince años.
  • No se exige periodo de cotización en caso de que el fallecimiento sea debido a accidente, sea o no de trabajo, o a enfermedad profesional.

¿Puedo cobrar pensión de viudedad si estoy separado/a o divorciado/a?

La respuesta es afirmativa, siempre y cuando el separado o divorciado sobreviviente cumpla los siguientes requisitos:

  1. Que no haya contraído nuevo matrimonio (para el caso de los divorciados)
  2. Por supuesto que esta persona no haya constituido una pareja de hecho.
  3. Que sea acreedor de pensión compensatoria que quede extinguida a la muerte del causante. Si la cuantía de la pensión de viudedad fuera superior a la cuantía de la pensión compensatoria, la pensión de viudedad se disminuirá hasta alcanzar la cuantía de la pensión compensatoria.

En caso de divorcio, si el fallecido hubiera contraído nuevo matrimonio, la pensión de viudedad se repartirá entre el nuevo cónyuge sobreviviente y el divorciado. Siempre en proporción al tiempo vivido por cada uno de ellos con el fallecido. 

En todo caso se garantiza el 40% a favor del cónyuge sobreviviente, o en su caso, pareja de hecho que resultara beneficiario en los términos que establece la ley.

Hay excepciones al requisito de exigencia de pensión compensatoria:

En todo caso, las mujeres que puedan acreditar que eran víctimas de la violencia de género en el momento de la separación judicial o el divorcio.

Los casos de separación judicial o divorcio anteriores al uno de enero de 2008, siempre que se den los siguientes requisitos:

  • Que entre la fecha del divorcio o separación judicial y la fecha del fallecimiento del causante, no hayan transcurrido más de diez años.
  • el vínculo matrimonial debe haber tenido una duración mínima de diez años.
  • Que existan hijos comunes del matrimonio; o que el separado o divorciado sobreviviente tenga una edad superior a los 50 años en la fecha de fallecimiento del causante.
  • Que el separado o divorciado sobreviviente no hubiera sido deudora de la pensión compensatoria.

También tendrán derecho a pensión de viudedad las personas mayores de 65 años, si la separación judicial o divorcio es anterior al uno de enero de 2008:

  • Cuando además de no ser beneficiarias de pensión compensatoria, no reúnan los requisitos a los que acabo de hacer mención.
  • Siempre y cuando acrediten que no tienen derecho a otra pensión pública y el matrimonio hubiera tenido una duración mínima de quince años.

Deja un comentario